lunes, 1 de abril de 2013

Foto #12: La experiencia de H&M Chile



Sigo poniéndome al día con las promesas incumplidas de esta semana... pero aquí va un nuevo post sobre lo que les dije que iba a hablar: H&M

SÍ, YAAAAAAA... no me aguanté y caí en la tentación. Esta semana la pasé en Viña, sin embargo tuve que ir el martes a la Capitale a hacer un par de trámites... y como me sobraba un tiempecillo, fui a H&M a darme una vuelta.

Estuve 2 horas vitrineando!!!! Pero es que no pude aguantar probarme unas cuantas pilchas y terminar saliendo con varias otras. Todas bien bonitas, de buena factura y con diseño entretenido y sentador. Y lo mejor: los precios!!! Todo lo que compré no lo compro por ese precio en otra tienda, a menos que vaya a los Caracoles o algo así... y que IMPOSIBLE que sea la misma calidad, las mismas terminaciones y el mismo diseño (y no voy a ir.. sorry, pero es que me cargan las tiendas tipo "PatroCaracol", nunca encuentro ropa y me desespera lo mal terminada... sí, soy regodiona y que tanto!). Es que tengo que decirlo H&M se gana a su público por eso: por ser una tienda de ropa BBB.


Conocí esta marca en el 2004 en un viaje a Alemania. Recuerdo que me impactó la buena relación precio/calidad siendo que en esos años para nosotros Europa estaba carísimo (un buen ejemplo fueron unas zapatillas Puma, que me compré en Deutschland, creyendo que estaba haciendo el negocio del siglo, pero que finalmente con el cambio me costaron un 50% más caras que en Chile... y eso que Puma es alemana :S).

Obviamente lo poco de ropa que compré con mi presupuesto de estudiante, lo compré en H&M. Tengo una chaqueta que está perfecta hasta el día de hoy y que les prometo que le he dado como caja. Lo otro fue un bolso tipo morral que ocupé por tres años seguidos (o incluso más) y lo di de baja sólo porque se me tiñó con un lápiz a tinta.

La calidad de la factura es admirable para ser una tienda de retail. Si comparamos los precios con Zara, a la que justo había pasado antes de entrar a mi nueva tienda favorita, Z. queda como una tienda en la que podemos encontrar ropa con diseño entretenido, sin embargo mucho más cara que en mi nueva tienda favorita. Además en H&M encuentras mucha más variedad que en Zara. Sólo es una cosa de mt2: 1.994 contra casi 3.000 mt2 de la empresa sueca... Don Amancio, va a tener que empezar a ver nuevas estrategias de venta en Chile una vez que H&M empiece a abrir sucursales!

Por otra parte cabe destacar las tallas. En el caso de los pantalones, usan el talle mezclando talla de cintura y de largo de piernas, como lo hace Levi's o Topshop. Lo bueno es que a diferencia de esas tiendas, que traen a Chile sólo UN largo de piernas, H&M trae de todos! Eso es fantástico, sobretodo para las chilenas, que en su mayoría no nos destacamos por el largo de piernas como las nórdicas.

Pulgar arriba para H&M

Eso si que ojo, porque las tallas son nórdicas y por lo mismo son más grandes. Es importante que cuando vayas te pruebes la ropa para ver cuál es tu talla en H&M, que por lo general serán dos o incluso tres menos que la tuya. En los jeans puede variar una o dos a lo más (si la trabajamos en equivalencia).

Otro aspecto maravilloso son los accesorios. Había muchísimos y eso se agradece! En precio encontré que había de todo: unos súper baratos y otros que para lo que eran, eran un poco caros. Igual salí con un sombrero de paño negro precioso, un par de guantes, cuatro pulseras y un anillo... y podría haber aumentado el bulto de accesorios en mi shopping bag, sólo que tenía que seguir viendo ropa y no accesorios!! Por eso no más me goberné :S. Los zapatos, eso si, encontré que guatearon. Mucho plástico, poca variedad y el precio ni tan barato. Me dieron la impresión como los zapatos del Líder o del Jumbo... perdón si alguien se ofende, pero eso fue lo primero que se me vino a la cabeza cuando los vi.

Además de ropa de mujer, en los dos pisos encontramos ropa de hombre, de niños y de guaguas. La de hombre era TOTAL!!!! O sea si mi pololo se viste en H&M me enamoro más de él porque se vería más regio estupendo! jojojojo. Buenos diseños, buenos cortes, poleras entretenidas, accesorios bien masculinos pero estilosos... nada qué decir. Lo que si me llamó la atención que trajeron harta ropa de deporte para hombre, pero la encontré feuchita... es que el polerón con cierre y sin mangas encuentro que no va... con nada!!!!

La ropa de niños era bien entrete, sobretodo la de "niñito hombre". A mi ahijado le compré un chaleco TOTAAAAL, a rayas azul, rojo, verde y amarillo... se ve rico rico delicioso. Pero en el caso de las niñitas encontré que hasta los 8 años hay ropa entrete (aunque mucha Hello Kitty, que a veces es media siuticona,... no se, mucho rosadotipofucsia me duele la guata). Pero entre los 8 y 14, encontré que había muy poca variedad. Quería comprarle algo a una de mis ahijadas, que tiene 10 y me costó harto encontrar algo choro y lindo (eso no me pasa en Zara...). Le terminé comprando una blusa a cuadrillé estelarísima y que le encantó ;)... mission accomplished!

Sin embargo, hubo un lado B: no todo fue tan maravilloso... estaba llenísimo y toda la ropa desordenada, con lo que no se podía ver bien la distribución y la decoración de la tienda, y además hacía difícil encontrar algunas prendas. Por ejemplo lo que SÍ necesitaba era una chaqueta tipo Chanel. Por el catálogo on line sabía que había, sin embargo no pude encontrar ni una!!!! La impresión de desorden que me dio fue la misma que Zara cuando está en liquidación. Mucha ropa donde no debía estar, otro tanto en el suelo pisoteada, mucho colgador muy mezclado y muchas mujeres desesperadas por encontrar una prenda para llevarse, lo cual tenemos que reconocer que es peligroso. 

Lo otro que le quita glamour a la tienda son las filas: media hora para entrar a los probadores y otros 20 minutos esperando en la caja para poder pagar. A veces daba la impresión de que estas largas esperas se daban por los mismos vendedores. Me fijé en el probador que sólo había UNA chica revisando los probadores, dando los números de prenda, además de organizar la custodia de las shopping bags. La pobre española parecía pulpo, mientras cuatro vendedor@s más ordenaban ropa.

En resumen puedo decir que es demasiado bueno que por fin se haya puesto en Chile una tienda BBB de verdad! Hay variedad de diseños, estilos, colores, tallas y demases. Esperemos que esto se mantenga a lo largo del tiempo y que permita a su vez generar una mejor competencia entre las tiendas de retail. 

Obviamente aún hay cosas que mejorar, pero démosle el beneficio de que están partiendo y que además son el chiche de las compradoras copulsivas en este último tiempo... o sea cuánto tuvimos que esperar viendo esas gigantografías por todas partes de Santiago. Eso si que les recomiendo volver a darse una vuelta hasta por lo menos un mes mas en que baje la expectativa y la novedad de la tienda; para que haya filas más cortas y rápidas, y lo más importante, para poder ahorrar un poco y así salir con todo lo que queramos!!! jajajajajajaja... 

Enjoy!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Blogging tips