lunes, 18 de noviembre de 2013

Foto #26 Una joya para mí, porque me gustan!



Hace un par de semanas estaba en un mall de Santiago cuando me encontré con una tienda de joyas que me encantó: Aristocrazy. Conocía la tienda por blogs o revistas, y sabía que había inaugurado una tienda en Chile, pero nunca creí encontrarme tan de repente con ella. Entré para ver qué tenían y me enamoré. Obviamente terminé la visita con una compra, pero una compra beeeeella!

Cuando uno habla de joyas como que la gente a veces te mira raro, sobretodo con la gente de mi edad. Como que aún está la impresión en muchas de que las joyas "de verdad" son de vieja, de abuelas o mamá, pero yo creo que una linda joya nunca pasa de moda y siempre es edad y ocasión para ocuparlaA mi siempre me han gustado las joyas, quizás un poco culpa de mi mamá, a la que le EN CAN TA BAN (así que como dice mi papá, "lo que se hereda no se hurta"). Recuerdo desde chica que siempre estaba modificando anillos, pulseras, colgantes o lo que fuera. Era costumbre ver como en un poco tiempo una pulsera la hacía collar y después el collar se convertía en anillo... ideas que su joyero favorito, Gianni, cumplía a la perfección (mención honrosa a la paciencia y buena factura de Gianni Barattinni... si, el apellido es genial! Seco joyero! Está en Viña y aquí pueden ver sus datos). Gracias a eso, heredé unas cuantas cosas bien lindas y que a veces ocupo... a veces, porque reconozco que también me baja ese prejuicio de que las joyas son para señoras. Pero aún así, me he comprado algunas, como un anillo precioso de mis amigas de Rosselot Joyas (les paso el dato que tienen unos anillos de compromiso INCREÍBLES y que cumplen con las 3 B). Las joyas la llevan, son lindas, brillan y además suelen ser "milenarias" por las piedras o minerales con las que se fabrican y eso las hace más atractivas aún.

Bueno, como les contaba al principio del post, de curiosa entré a la tienda. Les tengo que decir que la atención es EXCELENTE. En serio, las chicas muy preocupadas, abiertas a mostrar todo lo de la tienda, sugiriendo productos; muy agradable y personalizada la atención. En parte creo que eso me cautivó mucho de la tienda, no pasa lo que en otras en que entras y tienes que estar buscando al vendedor para que te atienda (por ejemplo como me sucedió ese mismo día en una tienda de cristales en el mismo mall, a la cual entré a ver una pulsera). Hay que agregar que la disposición del mobiliario y la exposición de las joyas tienen un papel fundamental. Las joyas se encuentran en vitrinas en las que se pueden ver en todo su esplendor. Además se muestran en los diferentes tipos de metales que están los diseños, lo cual permite una visión ideal para la selección de las joyas.

Finalmente después de probarme la tienda completa, decidí llevarme un colgante que me encantó: una estrella. Es simplísima, pero preciosa! ¿Por qué me la compré? Bueno, porque me gustan las joyas, me encantan!  Si bien esta no es de oro 100%, tiene un triple baño, según me contó la vendedora, lo cual la hace de una buena factura y mayor calidad. En general todos los diseños son increíbles!!! Tienen unos aros soñados, colgantes, anillos y collares... Mejor dense una vuelta, por último para recrear la vista.

Y también les recomiendo animarse por ocupar, en la medida de que puedan, joyas de verdad. Me encantan los accesorios, tengo millones entre aros, collares, pulsras, prendedores y lo que quieran, pero no hay como el brillo de una piedra o un metal precioso... no hay nada que hacer! Es más caro, está claro, pero hay que pensarlo como una inversión a largo plazo. Después se las puedes heredar a tus hijas, vender, transformar, etc.

¿Ocupan joyas "de verdad"? ¿Se animan a comprar una?




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Blogging tips