miércoles, 6 de mayo de 2015

Cuando Grande Seré Vieja, Pero Digna. Cuidado Facial.


Sí, el título puede ser un poco rudo, pero es verdad. la vejez nos llega a todos, pero si voy a ser vieja, ¡lo seré digna! He dicho y lo he decretado. Ya pasado los 30 no hay vuelta atrás. Todo el mundo te dice "ay, pero si no tienes arrugas, qué exagerada". Sí perfecto, tú no las ves, pero yo las veo todas las mañanas cuando me miro al espejo: veo cómo cada una de mis líneas de expresión poco a poco se hacen más grandes, cómo esa microarruga del cachete se está formando y cómo se sueltan las carnes en el contorno de la cara. Por lo mismo como resolución de mis 32 recién cumplidos es que decidí preocuparme del "cuidado facialsss".

No es que no haga nada con mi cara, pero más que echarme crema en la mañana y preocuparme de lavármela en la ducha, no era mucho más lo que hacía con ella. ¡Ah, sí! ¡Me ponía un serum cuando me acordaba! Tenía uno que otro producto que usé esporádicamente, pero basta de cosas esporádicas: mi propósito es cumplir todos los días una rutina de cuidado de mi carita. Y no sólo en la mañana, sino que también en la noche.


Y aquí va la rutina que llevo cumpliendo de forma sagrada desde hace casi un mes. Esto nació a partir de una suma de factores: primero las arrugas, que les prometo que cada día veo [o me imagino] una nueva. Pero además empecé a notar mi piel más opaca y me empezaron a aparecer muchas imperfecciones. Y a todo eso hay que sumar los cambios climáticos, que no se por qué empecé a ver que mi piel se resecaba en algunas partes (nunca he sido de piel seca). Por lo mismo decidí que era minuto de hacerme cargo y partir con una rutina diaria de cuidado de mi carita. Está bien, no pretendo no tener arrugas ni envejecer, eso es imposible. Pero si puedo envejecer y arrugarme con dignidad y cuidando mi cara, lo prefiero mil veces. Por eso acá les voy a contar qué es lo que estoy haciendo día a día y qué productos estoy ocupando. Creo que les pueden ser útiles a todas las que me leen, ya que mi piel es mixta y sensible, por lo que sí o sí me tengo que preocupar de que los productos que ocupe sean lo más hipoalergénicos y sanitos que existan.

Cuidado en la Mañana.


Jabón Facial: Todas las mañana en la ducha me lavo la cara con el Liquid Facial Soap Mild de Clinique. Es ideal para pieles sensibles y normales. Lo ocupo hace años, de hecho desde que me di cuenta de que el jabón normal hacía papa la cara. Nunca me ha dado problemas. Para las que tienen la piel grasa, hay uno especial para ese tipo. 

Serum: Lo empecé a ocupar porque me regalaron una muestra y terminó siendo un imprescindible. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el serum no reemplaza la crema hidratante (como lo creí en un principio). Es un concentrado de acción rápida que te ayuda a tener la piel más suave y radiante. Hay de distintos tipos, si quieres para blanquear, iluminar, etc., etc. Yo ocupo el Idealist de Estée Lauder. ¡Me encanta! Si bien es un poco caro, les recomiendo comprarlo en los Duty Free, donde venden una edición especial de 100 ml que es más barata y que acá no existe. La gracia de este serum es que reduce los poros, unifica el tono de la piel y hace que se vea más tersa. Es maravilloso.

Crema Hidratante: Hace un año, por recomendación de mi dermatóloga, estoy ocupando la Hidraphase UV Intense Legere de La Roche-Posay. A mí me encanta, aunque al principio me asusté ya que es más densa que las cremas que acostumbraba a ocupar, sin embargo se absorve increíble y mi piel se mantiene hidratada todo el día. Se la he recomendado a varias amigas y todas han quedado felices.

Crema de Ojos: ¡Esto es clave! Yo, por lo menos, en las mañanas sufro con los ojos hinchados. Probé esos gel con la bolita de metal y cuanta crema pude y nada. Por lo mismo, la dermatóloga me recomendó la Hidraphase Intense Yeux de La Roche-Posay. Es hidratante además de ayudar a bajar las bolsas de los ojos. En verdad funciona y bien. Recomendada 100%


Cuidado de Noche



Jabón Facial: El mismo Clinique de la mañana. Lo importante es lavarse la cara. Yo no me maquillo mucho, pero igual durante el día la cara se llena de impurezas y para que todo lo que nos ponemos en ella después funcione, es necesario que esté limpia. Yo con el jabón soy feliz. hay gente que además ocupa tónicos de limpieza y cosas por el estilo. A lo más si me he maquillado, me paso primero una toallita desmaquillante.

Serum: El serum que estoy ocupando lo compré hace poco en el Duty Free de Lima, donde me costó más barato que en Santiago. Me mantuve con la marca y estoy ocupando el Estée Lauder Advanced Night Repair. Se ha convertido en el serum estrella de la marca y por lo mismo me confié en la publicidad e invertí en él. Como dice en la publicidad "combate los primeros síntomas del envejecimiento", por lo que mientras duermes este suerito nutre y cuida tu piel para que estés cada día más radiante y se te noten menos los años. 

Crema: Aquí se viene lo bueno. Buscaba una crema que me ayudara a nutrir de noche pero además a combatir las arrugas. Y la encontré: la Powerful Wrincle Reducing Cream de Kiehl's. Es una crema que ayuda a reducir las arrugas y a afinar los poros. Es más densa que las otras cremas que ocupo, pero como es para dormir, no me molesta tanto y la piel no me queda grasa. La he ocupado por un par de semanas y me encanta. No se si me borre las arrugas, pero por lo menos sé que está nutriendo mi piel.

Crema de Ojos: El contorno de ojos también hay que cuidarlo en la noche y para eso ocupo la Vitamin E Eye Cream de The Body Shop. Acá en Chile la pueden encontrar en el Duty Free en Santiago [esperemos que pronto se ponga una tienda en Santiago, plis]. En un principio la alternaba de día con la Hidraphase, pero como esta crema está más enfocada en las arrugas, decidí ocuparla durante las noches. Tiene una textura súper suave y es exquisita.

1 Vez a la Semana



Exfoliante: Una vez a la semana, ni más ni menos. Es necesario un aseo profundo de la piel, para así sacar todas las células muertas que van quedando. Como tengo la piel sensible no me sirve cualquier exfoliante. de hecho ninguno me servía porque me quedaba la cara roja como tomate y adolorida. Sólo con un exfoliante no he tenido nunca ni un sólo problema, que es el Gommage Doux Purifiant de Avène. está diseñado para pieles sensibles, por lo que exfolia pero con amor. Últimamente me ha costado encontrarlo, no se si será que está muy famoso o que lo están trayendo poco. 

Máscara: Hasta hace poco no tenía idea de la importancia de ponerse una máscara por lo menos una o dos veces a la semana. Éstas ayudan a revitalizar y a dar una especie de big shot de nutrientes a la piel de la cara. Hace dos semanas estoy ocupando la Soothing Gel masque de Kiehl's y tengo que decirles que me tiene in love. Eso sí que la primera vez que la ocupé me decepcioné porque quería quedar con toda la cara blanca, pero esta máscara es en gel y tiene un tono medio cafesoso. Da la idea de haberse echado un bronceador sin sol. Una vez a la semana después de la exfoliación, aplicas esta máscara entre 10 y 20 minutos. Luego se saca con pañuelitos desechables. La piel queda muy suave y se siente hidratadísima.


S.O.S. Espinillas



Hay momentos en que las espinillas nos invaden. Cuando me pasa eso hago dos pequeños cambios en mi rutina: cambio el jabón y agrego un elimina imperfecciones. El jabón lo cambio por el Tea Tree Cool & Creamy Wash de The Body Shop. Es un jabón en crema con una textura exquisita que está hecho para pieles con imperfecciones. No sé si lo venden acá, pero si lo pueden encargar, háganlo. también es recomendado para gente con piel grasa.  

Y gracias a mi amiga Ale N., supe de la existencia del mejor asesino de espinillas del mundo: el Normaderm Hyaluspot de Vichy. Sólo les puedo decir que es maravilloso. Si bien se recomienda aplicarlo dos veces al día, yo lo aplico cuatro o cinco, ya que tiendo a tocarme mucho la cara. Sólo les puedo decir que en verdad funciona. Tiene la punta con un metal que hace que sea muy refrescante ponerse este gel y que ayuda a aliviar las molestias de esas malditas espinillas. Es bueno para tenerlo de S.O.S.

Esto salió un poco largo, pero son los datos que les tengo. Lo otro que es importante: en lo único que me demoro es en la máscara una vez a la semana. En la mañana no ocupo más de tres minutos para echarme las cremas y en la noche, como le lleva el lavado de cara, deben ser seis. Vale la pena por una piel linda y radiante. Ya llevo un mes con esto y me ha resultado. Las animo a armar su propia rutina de cuidado de sus lindas caras y a contar qué cosas hacen ustedes por su piel.

Enjoy!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Blogging tips